Es muy posible que en algún momento de la vida tengamos la oportunidad de ver por la televisión o en directo como despega y vuela un globo aerostático. Suele ser una imagen de gran belleza, que transmite calma, paz y equilibrio, una imagen que a menudo también despierta interrogantes entre los más curiosos y la pregunta estrella es: ¿Cómo vuelan los globos? Hoy os lo explicaremos.

Los vuelos en globo con pasajeros suelen realizar con globo de aire caliente, formado por 4 elementos: Envoltura – Escupe – Cesta y Quemadores.

ESCUPE: Construido con un tejido ignífugo. Es la parte del globo más cercana a los quemadores.

LA ENVOLTURA: La envoltura formada por un tejido llamado ultralast, muy resistente a la temperatura.

LA CESTA: El Embollcall y la Cesta se mantienen unidos por unos cables de acero. La cesta de mimbre está construida totalmente a mano y tiene diferentes tamaños según la capacidad.

Los quemadores los encontraremos localizados en la entrada de la envoltura y dirigen la llama hacia el aro de la boca. Finalmente, encontraremos fijado al suelo el gas que se utilizará para quemar, actualmente se utiliza el propano, aunque antiguamente podíamos encontrar hidrógeno y helio.

Para que un globo pueda volar los quemadores de propano calientan la masa de aire, miles de metros cúbicos, y así modifican su densidad respecto al aire que le rodea. El aire del interior de la envoltura es menos denso que el de fuera y por ello el globo flota. En flotar en el aire conseguimos que se eleve la barquilla y todo el pasaje de su interior. El principio físico que da explicación a cómo vuelan los globos es el principio de Arquímedes, uno de los principios fundamentales en estática de fluidos.

El piloto del globo, con su precisión y experimentados y cualificados conocimientos, será el encargado de calentar a voluntad el aire del interior de la envoltura y de esta manera alcanzar la altura deseada e introducirse dentro de las corrientes de aire que le son más favorables. Esta altura será el punto de equilibrio respecto a el peso del globo y la densidad del aire de aquella altura. Para conseguir este objetivo no se superarán los 100° C y habrá un gran volumen de aire caliente para elevar el peso de la cesta y los pasajeros, es por este motivo que los globos son tan grandes.

Volar en globo es una actividad regulada por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea. Todos los globos de Vuelo Aventura están inscritos en el Registro Oficial de Aviación Civil y cuentan con el certificado de aeronabilitat, el de matrícula y un seguro para aeronave. Periódicamente pasan rigurosos controles que garantizan que todas y cada una de sus partes en encuentran en perfecto estado para poder volar.